marcha nordica nordic walking newfeel

Del sofá al Nordic Walking II

3 consejos de técnica para comenzar con la marcha nórdica.

¿Cómo empiezo? ¿Es necesario planificar la práctica de la Marcha Nórdica?¿Es importante la técnica?….

Estas preguntas y otras muchas, con toda seguridad nos surgen cuando nos iniciamos en un nueva actividad deportiva. Seguro que en este post no demos todas las respuestas pero esperamos aclarar algunas.

De la misma manera que pensamos que todo el mundo sabe correr (y no es así), para las sesiones de marcha nórdica, no debemos presuponer que todo el mundo sabe andar con dos bastones, ya que para practicar esta técnica, debemos tener en cuenta tres consejos para empezar.

El resto viene rodado. Solo es cuestión de subir el ritmo, acelerar y dejarse llevar.

1)Mantenimiento de la postura:

no hay que forzar la cadera hacia atrás ni hacia adelante,ni nuestros hombros, debemos mantenerla en posición neutra y relajada (sin pasarse jeje).

Si además tenemos alguna noción de Pilates y conseguimos contraer los abdominales profundos a la vez que respiramos, trabajaremos la zona del CORE.

caminar rápido: posición correcta de la cadera.

Durante la marcha nórdica adopta la posiciónnormal.

2)No forzar el braceo: la posición de los brazos debe ser natural, la misma que aplicamos al andar rápido. No debemos elevar ni bajar los hombros, puesto que sobrecargaremos la musculatura de la zona de la clavícula y del cuello innecesariamente.3) Realizar un apoyo completo de la planta, pero sin forzar el primer contacto con el talón, elevando la punta del pie, ya que se nos puede cargar la musculatura de la zona de la tibia y el peroné.

Cómo controlar la velocidad al caminar rápido?

Mientras no tengamos algo de experiencia nos olvidaremos de los pulsómetros, las fórmulas de Frecuencia Cardiaca Máxima y los porcentajes.

Para familiarizarnos con el entrenamiento vamos a establecer un sistema gradual de ritmos sencillo e intuitivo. Gracias a él podremos regular la intensidad de nuestros planes de entrenamiento y hacer que la rutina de trabajo no sea siempre la misma.

Usemos la imaginación para pensar en cuatro velocidades de marcha:

Ritmo 1 o ZONA AZUL

Es la velocidad a la que cada uno camina por la calle (no de turismo, mirando monumentos).–

Ritmo 4 o ZONA ROJA (a toda mákina):

Velocidad máxima a la que podemos caminar (ese instante justo antes de considerarlo carrera).

Con esas dos referencias de mínimo y máximo, ya podemos fijar los ritmos intermedios, sobre los que trabajaremos sobre todo al principio:

-Ritmo 2 o ZONA VERDE:

Una marcha más que zona AZUL, marcha nórdica alegre y como si llegara justo de tiempo a un sitio, voy a gusto trabajando.

Ritmo 3 o ZONA NARANJA (más madera¡¡¡):

subo una marcha más sobre la ZONA VERDE o R2, cerca de mi velocidad máxima de marcha, puedo mantenerla con dificultad pero sin desfallecer.

Debemos pensar que estos ritmos de marcha son totalmente individuales y cada uno tiene que practicarlos por su cuenta para empezar a conocerse (y si te apetece, por curiosidad, también puedes medirte el pulso durante estas prácticas iniciales).

Una vez controlados e interiorizados, ya solo queda ponerse con una rutina inicial.

Interiorizad estos ritmos y en el próximo post empezaremos a planificar.

Al lío¡¡¡

Caminar es solo el principio¡¡

Enlace relacionado:  Del Sofá al Nordic Walking¡

Proximo post: Del sofá al  Nordic walking III

Anuncios

1 comentario en “Del sofá al Nordic Walking II”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s